Archivo de la categoría: Leyendas cortas

Fantasmas de la segunda guerra

Fantasma de la segunda guerra

La segunda guerra mundial fue el escenario de millones de muertes en Europa, enfrentamientos en cada rincón llevaron a la destrucción de una gran cantidad de ciudades como también de sectores de carácter rural. Sin ir más lejos nos podríamos remitir a las bombas nucleares lanzadas por los Estados Unidos, un terrible acto que desapareció a miles de inocentes en tan solo unos instantes.

Como bien decíamos, los enfrentamientos armados tuvieron lugar en los lugares más recónditos de Europa, tanto en las ciudades como también en zonas deshabitadas. Incluso hoy en día se siguen encontrando cuerpos de soldados en estado esquelético a lo largo de diferentes bosques, cuerpos que han quedado simplemente sepultados vago la vegetación y el lodo.

Múltiples viajeros coinciden al relatar estremecedoras historias sobre sollozos y lamentaciones oídas en estos bosques Europeos, quizás se trate de los lamentos de aquellas almas en pena que han quedado a la deriva y olvidadas. Quizás se trate de las almas pertenecientes a estos cuerpos que nunca han sido sepultados de manera formal, los cuales sus familias han dado simplemente por desaparecidos.

Otros viajeros aseguran haber avistado ciertas presencias lumínicas durante las noches, luces que vagan a través de los bosques y pronto desaparecen detrás de la vegetación reinante. Por supuesto que estos entes nunca han hecho daño a nadie, simplemente han incomodado a aquellos grupos de personas que han salido a acampar durante las noches.

Sin lugar a dudas, y a través de los años, las investigaciones en estas zonas boscosas se intensificará en gran medida, intentando dar con el paradero de estos cientos de cuerpos que han quedado sepultados parcialmente a causa del gran revuelo evidenciado durante la década de 1940, quizás estas almas por fin puedan descansar en paz.

El billete de Egisto

El billete de EgistoComo sucede con otras leyendas muy cortas, este relato también ha sufrido diversas modificaciones, ya que su popularidad se ha extendido por varias latitudes del país. Sin embargo, el mensaje final o moraleja continúa inalterable.

Egisto era vendedor de billetes de lotería desde hacía más de dos décadas. Durante ese periodo de tiempo, había visto como gente que no tenía ni un centavo, se había vuelto millonaria.

Esta situación despertaba en él envidia y rencor, pues pensaba que su vida no había sido justa con él. Cabe decir que Egisto en varias etapas de adultez, tuvo la posibilidad de cambiar su estilo de vida, es decir, dedicarse a otros oficios. No obstante, el alcohol hizo que todos sus planes a mediano plazo se vinieran abajo.

Un día, desesperado porque lo iban a desalojar de su vivienda, tomó uno de los billetes de lotería correspondientes al sorteo de diciembre, el cual en ese año daba un premio de 50 millones de pesos al ganador, y lo guardó para sí.

En eso estaba, cuando de repente se cruzó en su camino un hombre vestido elegantemente, quien le dijo:

– Yo puedo conseguir que el billete que tienes escondido entre tus ropas, resulte ganador. Para ello, únicamente tendrás que firmar este pequeño contrato tengo aquí.

– ¿Quién es usted?

– No voy a andar con rodeos Egisto, soy el Diablo. De nada te sirve gritar, ni correr, ya que esta conversación la estamos teniendo en tu mente. Aunque no por ello quiere decir que mi ofrecimiento no sea real. Sólo quiero que me entregues tu alma.

– Bueno pero ¿qué gano yo?

– Disfrutar de la vida como nunca antes. Te prometo que no sabrás de mí hasta el día de tu muerte.

Egisto rápidamente firmó el papel y esperó a que el Diablo cumpliera su palabra. Más cuando el hombre terminó de estampar su rúbrica en el contrato, le cayó un rayo que lo mató de manera instantánea.

– Ahora ya eres mío. Dijo riendo el hombre misterioso y ambos individuos desaparecieron.

La leyenda de Arapaima

La leyenda de ArapaimaLa leyenda cuenta que Arapaima era un valiente guerrero de la tribu de Uaiás, que vivió en el Suroeste del Amazonas.
Hijo de Píndaro, jefe de la tribu y un hombre de buen corazón. Pero Arapaima era perverso, orgulloso, egoísta y algo egocéntrico. Arapaima, además, insultaba a los Dioses y los nombraba en vano, cosa que no gustaba en su tribu.
Un día, Píndaro visitó las tribus vecinas, y Arapaima aprovechó la ocasión para tomar como rehenes a los indios de la aldea y ejecutarlos sin ninguna razón aparente.
Tupa, el Dios de los dioses, observando el mal comportamiento de Arapaima, decidió castigarlo por su mal comportamiento y mala actitud, lanzándole una agónica tormenta de rayos y truenos, haciendo que la tierra en la que Arapaima se encontraba pescando se separase en un solo fragmento.
Aunque Arapaima tenía algo de miedo y temor, se negó a disculparse con el Dios Tupa por sus malas acciones y siguió burlándose de este.
Fue entonces cuando un rayo de gran intensidad sacudió de forma certera el corazón de Arapaima, mientras éste trataba de huir por de las ramas de los árboles.
El cuerpo de Arapaima, aún con vida, fue arrastrado por el río Amazonas hasta un poblado indio. Los indios de este poblado, asustados, cogieron el cuerpo de Arapaima y lo arrojaron a las cataratas de un lago, alegando que el chico estaba maldito. Fue entonces cuando el cuerpo de Arapaima se convirtió en el de un enorme pez de color negro, ante los incrédulos ojos de los indios del poblado. Arapaima desapareció entre las aguas y nunca más volvió a aparecer.
Actualmente, se dice que habitan peces Arapaima en el río Amazonas. Los pescadores de la zona, al pescar algún pez Arapaima, acaban con su vida para así poner fin a esta maldición.

Esta es una de las leyendas muy cortas que circulan por Brasil.

Mitos y leyendas cortas

Mitos y leyendas cortas

Hoy en día en todas las reuniones, siempre se toca el tema de los espantos, los cuentos de terror cortos eso sí, para no aburrir a la audiencia, son la especialidad de la noche, no hay personas que se pierdan esos mitos y leyendas cortas, durante toda la velada.

Algunos que tienen miedo, mejor se retiran, pero realmente siempre son pocos, ya que el tema es de interés, entre todos los que nos juntamos, muchos de ellos, hasta de contar sus anécdotas se les enchina la piel, de tan solo recordar por lo que pasaron.

Muchos de ellos, tiemblan tan solo de recordar, los espantos a los que se vieron envueltos, les trasmiten esos episodios de su vida a todos los que nos ponemos a escucharlos, siempre que habla cada una de las parejas, hace que uno se transporte a lo que ellos les paso en el pasado.

Es la magia de la imaginación que nos transporta a momentos, tan íntimos como los que cuentan en las reuniones, y cada uno en su cabeza lo acomoda de la mejor manera que se le imagine.

Muchas veces salimos, aun temblando de escuchar los cuentos de terror cortos que se contaron, en esa noche y hasta vemos espantos en el trayecto a en nuestras respectivas casas, pero siempre es el cerebro, el que nos juega una mala pasada.

Todo depende si eres de los que les gusta escuchar mitos y leyendas cortas, para que gocen de estas anécdotas que de seguro en su grupo de amistades, también se hablara, y que en todas las leyendas de terror siempre existen cosas semejantes que nos hacen recordar, por momentos que pasamos nosotros.

Si eres un buen escucha, que le tomas atención a todos los detalles, que se contaron, durante la velada, de seguro, tu podrás transmitir a tus amigos ese tipo de cuentos y leyendas a todas las personas, que les guste el tema.