Nunca entres a casa sin llamar

Nunca entres a casa sin llamar¿Alguna vez te ha ocurrido que al volver a casa en la sala, en tu cuarto, consigues objetos en lugares donde no recuerdas haberlos dejado? ¿O caso contrario, no encuentras un objeto que recuerdas claramente haberlo dejado en determinado sitio?

Es normal que esto ocurra, existen espíritus que pueden vernos desde otros planos y solo se muestran cuando una casa queda sola, estos espíritus evitan mostrarse con gente en casa porque saben que desde el momento en que cruzan a nuestro plano pierden el razonamiento y son “cazadores de almas“; no es su culpa, no descansan porque están pagando por graves pecados cometidos en vida y la parte más dura de su pena no es vagar en un mundo al cual ya no pertenecen, sino ser un arma para perder a los humanos con los que en mala hora se topen, llevándolos al plano en el cual habitan fantasmas, demonios

Por esa razón, si algún día necesitas volver a casa y no hay nadie más, recuerda abrir la puerta haciendo ruido, silba, llama a tu perro, pero no entres en silencio, lo peor que puede pasarte es que sorprendas a los espíritus, ellos no tienen otra opción que llevarte.

Si se te ha olvidado y, al entrar silenciosamente notas murmullos, pies que se arrastran con un torpe caminar, escuchas que abren puertas, entran y salen de los baños de la casa, no pierdas tiempo y vete de la casa lo antes posible, si lo piensas podría ser un ladrón rondando, lo cual también es peligroso y conviene igual correr, pero lo peor siempre es toparse con espíritus condenados. Un ladrón “solo” podría quitarte tus bienes o tu vida, los espíritus que vagan pagando por errores cometidos en vida, pueden llevarse tu alma. Recuerda:

NUNCA ENTRES A CASA SIN LLAMAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *